Siémbrame

Como hago ahora,para que no me veas;
desnuda y abierta
 de piernas y de hojas
y llena de espacios
que dicen tu nombre…

Como disimulo,que mi  piel se afina
y no cubre el alma,
carente de invernaderos;
frágil y fértil terreno
 donde crecen los  sueños
que quieren ser pájaros…

No se si un día,desato mi ira
y te  arranco esos ojos
 que me leen el alma… 
O extirpo esas manos,
que me siembran pájaros
¡sin pedir permiso!

O dejo mi ropa,olvidada en tu cama,
y  mi alma en tu mirada
Y salgo gritando
tu  nombre mil veces,
vestida de hojas
 Y  alas que crecen…

Noelia Viqueira


Sur y Palermo

Palermo

Deslizan mis pies entre  adoquines,
Viejo pago de culpables,
Calles de sangre y sudor.
Sur, aire de tango y tambor…

Redoblando las penurias de los conventillos
Las manos se ampollan del piano y el chico
Y al repique de la vida, descalzos juegan
Los gurises al sol, con el  son de Palermo

¡Hay aroma a mar  y sabor a tinto!
Tiene  alma  cada calle, tiene voz cada rincón.
De este sur retinto que suda candombe,
en cada febrero y en cada balcón.

Noelia Viqueira




Compañero de Vuelo


 Compañero de vuelo

Si es verdad que adviertes la tristeza de los pájaros,
Cuando  las promesas se niegan al hierro que encierra  su canto.

Si sabes de eso… Si sabes del hambre y del hombre,
que llora sus piernas porque quiere ser pájaro:

No busques paja ni barro, no traigas rama ni espina
No quiero verte con brazos, no traigas nada en tu pico.

Encuéntrame allí, donde no hay espacios…
Ni quienes ni cómos, ni dondes, ni olvidos

Donde mi pecho altivo, clama tu vuelo suelto
Donde mis alas de libro, solo aletean tu espera;
Compañero de vuelo



Ahora

En mis poros vida
en mis venas sangre
en mis manos tinta
y  en mi alma arde,
un verso hecho flor;
ahora
que vuelves…






Cotidiano


Te amo cotidianamente,
 con sabor a mañana y café
y a tostadas de desayuno.
Te amo con los trinos de las seis…

Te amo a pallada y  folclore
 a tango, mate  y  cuplé.
Te amo con los bluses nocturnos
y  los  whiskys de las diez…

Te amo escribiéndote el alma
y leyendo en tu mirada;
vetas de hombre y niñez.
Te amo, en el todo y la  nada…

Te siento con tacto de seda
 y sencillez de satén
Cuando tu brío tiembla
 en mi nivea piel.

Te amo con olor a hierba;
fresca, tierna y  agreste
y a monte silvestre,
donde guarecer…


 Noelia Viqueira

Bienvenida


De este vuelo que he emprendido,
he traído poesía
para las manos vacías
que deseen recogerlas

Y si con el alma has de verlas
y un tatuaje te dejan,
deja estampado un beso
que yo lo traduzco en verso

Para que vuelen conmigo
tus sueños y tus trinos
y como pájaros ligeros
volemos al infinito!


                                                        Noelia Viqueira



EL RÍO

Algo pesa en las cimas…
más abajo emana un río
que emerge espontáneo,

y sutil avanza a recorrerme
el rostro, que sumiso esboza
una sonrisa de final...

Cuando el cuerpo tiembla en vano;
y el vacío infinito llena las grietas
de la quebrada...

los picos se guardan
fríos, helados, erguidos,
ajenos y vergonzosos
a las manos equivocadas.

Corre el río que llama
y grita en lo hondo…
Y si el río suena
es que piedras lleva el alma.



DESPISTADA

Como se empeña el alma
en zurcirse prolija...
como lo hace el capricho
en romperla de nuevo.

Y como surge ella
desplegando alas,
vistiendo disfraces
y huyendo a la nada.

Pero cuando amanece
recostada el alma;
a aquel calorcito
que en sueños reclama...


Es cuando fragante
la despierta el llanto
y ella despistada
se deja morir… 




FRAGIL CRISTAL

Fragil trozo de cristal que no acaricio...
que no amo ni temo.
Que embriaga oidos de tonadas limpias
tocando mi alma pequeña;
despertandome niña.

Agua clara que se discipa;
en terrenos sinuosos.
Angel niño,
equivocado y confundido.

No me busques,no me atrapes...
¡que aun soy agua revuelta!
Mar hermoso y bravo
que desborda copas


de cristal murano.